Para los más golosos, un toque dulce que hace suspirar. Buenísimo enfriado previamente en la nevera o en el congelador.